27.5 C
Brasília
quarta-feira, agosto 10, 2022
spot_img

Rusia aprovecha la crisis en Kazajistán para consolidar una alianza militar en Eurasia

En los primeros días de 2022, las protestas inicialmente impulsadas por el aumento de los precios del gas en Kazajistán se extendieron por todo el país, provocando una crisis sin precedentes en el país más grande de Asia Central. La escalada de tensión derivó en intensos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, y ataques a edificios gubernamentales. Según los datos más recientes, 164 personas murieron. Las autoridades declararon estado de emergencia en todo el país hasta el 19 de enero.

Alegando una "amenaza terrorista", el actual presidente de Kazajistán, Kasim-Jomart Tokayev, solicitó ayuda a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), que envió a un total de 2.500 soldados, la mayoría de ellos del ejército militar ruso, para normalizar la situación en el país.  

La OTSC fue creada en 2002 sobre la base de un antiguo acuerdo de seguridad colectiva entre los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), adoptado en 1992, poco después del colapso de la Unión Soviética, para parecerse a la estructura de la OTAN o el extinto Pacto de Varsovia.

Actualmente forman parte Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán. El miércoles 12, el presidente kazajo declaró que la misión principal de las fuerzas de la OTSC, que clasificó como un "contingente de mantenimiento de la paz", había sido "concluida con éxito", anunciando una retirada gradual de las tropas.

Mientras Kazajistán busca recuperar su estabilidad internamente, en el escenario regional e internacional la crisis en el país ya tiene efectos geopolíticos significativos. Esto es lo que dice el subdirector del Instituto de Historia y Política de la Universidad Estatal Pedagógica de Moscú, Vladimir Shapovalov. En una entrevista con Brasil de Fato, señala que la operación de la OTSC en Kazajistán sentó un gran precedente no solo en el espacio postsoviético, sino en Eurasia en general: "Ha surgido una tercera alianza militar en el mundo", dijo.

imagem15-01-2022-05-01-05
imagem15-01-2022-05-01-05
Las protestas estallan en la ciudad de Almaty, Kazajistán, y el edificio del gobierno es atacado, en enero de 2022.  / AFP

El investigador destaca que hasta hace poco la OTSC era tratada con mucho escepticismo, siendo vista, tanto en Rusia como en el exterior, como una estructura de existencia formal, pero en realidad no preparada para desempeñar determinadas funciones. Ahora, con la operatividad sin precedentes de movilizar tropas en corto tiempo con la adhesión unánime de todos los aliados, la OTSC emerge como una nueva alianza militar, compitiendo con el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y, principalmente, con la OTAN.

"Las acciones de la operación de paz de la OTSC generan una situación absolutamente nueva, no solo en el espacio postsoviético, sino en Eurasia en general, porque demuestran la preparación de los aliados para acciones rápidas y efectivas. Creo que este es el resultado principal de la crisis en Kazajistán", dijo.

Miedo a una nueva "revolución de color"

Situado en la región fronteriza entre Rusia y China, Kazajistán es el país más grande de Asia Central y es un importante aliado de Moscú, tanto en el ámbito económico, con grandes inversiones en la extracción de petróleo y uranio, como en el sector aeroespacial —la base espacial de Baiconur está ubicada en el territorio de Kazajistán y está arrendada por Rusia—.

Por lo tanto, a Rusia no le interesa en lo más mínimo un escenario de caos e inestabilidad en Kazajistán. Esto explica la rápida resolución liderada por Moscú de enviar tropas de la OTSC para estabilizar la situación en el país vecino.

El estratega político y jefe de la agencia de asesoría política "Ignatov Consulting", Alexey Ignatov, dijo a Brasil de Fato que Kazajistán es tradicionalmente incluida en la "esfera de influencia" de Moscú, por lo que no está en el interés nacional de Rusia permitir que el desarrollo de la situación interna del país vecino "siga su curso".

Según Ignatov, la reacción instantánea de Rusia a los sucesos en Kazajistán, con la introducción de un fuerte contingente militar a través del mecanismo de la OTSC, es, ante todo, "una señal para los 'socios' externos y sus 'representantes' internos en Rusia".

El politólogo dijo que el principal temor de Rusia con la crisis de Kazajistán es el surgimiento de una nueva "revolución de color", término que se atribuye a las manifestaciones políticas de carácter prooccidental en el territorio de las ex repúblicas de la Unión Soviética.  

"La señal es simple e inequívoca: las autoridades no permitirán ninguna 'revolución de color' en Rusia y también actuarán con decisión y rapidez en el circuito externo", destacó Ignatov.

El caso más emblemático de inestabilidad en la esfera de influencia de Rusia en los últimos años es el de Ucrania. En 2014, las protestas contra el gobierno pro-Moscú y en favor del Occidente resultaron en un golpe de Estado y dividieron al país, provocando una guerra civil. La crisis de Ucrania fue el detonante del deterioro de las relaciones entre Rusia y Occidente. Moscú y Washington se acusan mutuamente de intervenir en este país de Europa del Este y generar inestabilidad en Ucrania.

Durante la cumbre de la OTSC, el presidente ruso, Vladimir Putin, declaró que se utilizaron métodos similares a "Maidan" durante el caos en Kazajistán, en referencia a las protestas de la plaza Maidan, en Kiev, que dieron lugar a la crisis de Ucrania en 2014.

Alexey Ignatov señala que uno de los aspectos más singulares de la actuación de Moscú en el caso de la crisis de Kazajistán es el hecho de que Rusia habría aprendido, siguiendo el ejemplo de los estadounidenses, a utilizar los mecanismos de apoyo internacional para realizar sus acciones y defender su intereses nacionales.

"Estados Unidos siempre camufla todas sus operaciones en todos los países del mundo con algunas decisiones generales de 'humanidad progresista': a través de las acciones del bloque de la OTAN o de varias coaliciones internacionales de algunos países. En este caso, Rusia usó el mecanismo de la OTSC para introducir un contingente de fuerzas de paz compuesto de diferentes países, con el evidente rol de liderazgo de los militares rusos", argumentó.

La crisis también es una oportunidad para Rusia

En este sentido, la operatividad sin precedentes de movilizar de forma eficiente y rápida un contingente de la OTSC aparece, al mismo tiempo, como una oportunidad para que Rusia juegue sus cartas en la arena internacional y refuerce un contrapeso a la actuación de la OTAN en el territorio post-soviético.

imagem15-01-2022-05-01-07
imagem15-01-2022-05-01-07
Kassym-Jomart Tokayev es el actual presidente de Kazajistán / Vyacheslav Oseledko / AFP

Para el politólogo Vladimir Shapovalov, la operación de paz de la OTSC debe entenderse en el contexto de las complicadas relaciones que existen entre Rusia y la OTAN, así como de las actuales negociaciones que se desarrollan entre Rusia, la OTAN y EE. UU.

"En la práctica, por un lado, Rusia exige que la OTAN se detenga y retroceda y, por otro, demuestra la capacidad de reacción rápida y de acciones colectivas por parte de su alianza militar. Rusia con esto dice: "Miren, tenemos nuestra alianza militar'", concluyó.

La operación liderada por Moscú no pasó desapercibida en Washington y generó críticas por parte del secretario de Estado de EE. UU., quien dijo que Kazajistán podría tener dificultades para deshacerse de las tropas rusas: "Una lección que nos dejó la Historia reciente es que, una vez que los rusos están en tu casa, a veces es muy difícil lograr que se vayan", dijo Antony Blinken.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, por su parte, calificó el comentario de Blinken como "típicamente ofensivo", y agregó que EE. UU. debería analizar su propio historial de intervenciones en países como Vietnam e Irak: "Esto nos lo enseña no solo el pasado reciente, sino los 300 años completos de existencia de un Estado norteamericano", dijo el ministerio ruso.

Para el politólogo Vladimir Shapovalov, el precedente sentado por la operación de las tropas de la OTSC en Kazajistán también tiene que ver con el hecho de que hasta hace poco "Estados Unidos siempre ha actuado como policía del mundo, y no ha cumplido bien este rol, permitiendo muchas arbitrariedades". Según él, asimismo, no había de hecho otra organización que pudiese jugar este rol en las crisis y conflictos en el mundo. "Ahora esta alternativa existe, es la OTSC", afirmó.

Edición: Thales Schmidt

Fonte: www.brasildefato.com.br/2022/01/14/rusia-aprovecha-la-crisis-en-kazajistan-para-consolidar-una-alianza-militar-en-eurasia

Related Articles

Stay Connected

0FansLike
3,432FollowersFollow
0SubscribersSubscribe

ULTIMOS ARTIGOS

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com